news-01.jpg

MITO: “No debo consumir soya porque contiene toxinas naturales conocidas como anti-nutrientes”

REALIDAD: Primero definamos que son anti-nutrientes. Los anti-nutrientes son sustancias que pueden inhibir la absorción de minerales como el hierro y el calcio pero contradictoriamente también pueden aportar beneficios para la salud1 2 3. Los anti- nutrientes se encuentran en casi todos los alimentos que consumimos y no solamente en la soya.

 

  • Las Saponinas se encuentran en las leguminosas, yuca, quinua, etc.
  • Los Oxalatos en la acelga, espinaca, remolacha, cacao, frutos secos, uva, café, plantas medicinales, etc.
  • Los Fitatos en la soya, papas, maní, trigo integral, arroz integral, avena, arveja, garbanzo, etc.
  • Las Lectinas en lentejas, maní, fríjoles, papas, nueces, etc.

El contenido de anti-nutrientes en altas cantidades puede ser perjudicial pero el contenido se reduce  o elimina con los procesos de remojo, cocción, germinación y fermentación. Es muy importante cocinar muy bien todas las legumbres y cereales para reducir el contenido de anti-nutrientes.

¿Debe evitar los alimentos que contienen anti-nutrientes?

La respuesta es no, además de que los anti-nutrientes se reducen o eliminan por diferentes procesos, hay variables sobre las cuales no tenemos controly que muy difícilmente se pueden investigar.

1. La complejidad de la interacción de nutrientes4: Los nutrientes pueden modificar su actividad unos a otros. Por ejemplo, el calcio disminuye la biodisponibilidad del hierro hasta en un 400% mientras que los carotenoides (como el beta-caroteno) aumentan su absorción hasta en un 300%. La interacción de nutrientes que ocurre en nuestro organismo es incalculable. Nadie sabe a ciencia cierta que ocurre dentro de nuestro organismo y es imposible determinar las interacciones de un anti-nutriente específico en el organismo.

2. La sabiduría de nuestro cuerpo: No hay una relación lineal entre la cantidad de un nutriente  consumido y la cantidad del nutriente que realmente llega al sitio de acción y que es utilizado por nuestro organismo. No podemos predecir cuanta cantidad de un nutriente realmente será absorbida y utilizada por nuestro cuerpo. Nuestro organismo sabiamente escoge qué nutrientes necesita o metaboliza dependiendo de una variedad de mecanismos. La bilis, la cual ayuda en la digestión de las grasas, también modula los efectos de las lectinas, tripsina y saponinas en el tejido intestinal.4

No hay necesidad de matarnos la cabeza tratando de inventar combinaciones específicas de alimentos para asegurar una buena nutrición. Alejémonos de la idea reduccionista de que los alimentos tienen valor dependiendo de componentes específicos. Brindémosle a nuestro organismo los alimentos en gran variedad, procesados de una manera natural, y nuestro cuerpo, en su sabiduría, se encargará de absorber y metabolizar los nutrientes que necesita.

Referencias:

1. Cheng L, Xia TS, Wang YF, Zhou W, Liang XQ, Xue JQ, Shi L, Wang Y, Ding Q, Wang M. The anticancer effect and mechanism of α-hederin on breast cancer cells. Int J Oncol. 2014 May 19. doi: 10.3892/ijo.2014.2449.

 

2. Sadowska B, Budzyńska A, Więckowska-Szakiel M, Paszkiewicz M, Stochmal A, Moniuszko-Szajwaj B, Kowalczyk M, Rózalska B. New pharmacological properties of Medicago sativa and Saponaria officinalis saponin-rich fractions, addressed to Candida albicans. J Med Microbiol. 2014 May 21. pii: jmm.0.075291-0. doi:10.1099/jmm.0.075291-0.

 

3. Bakulin I, Pasechnikov V, Varlamicheva A, Sannikova I. NS3 protease inhibitors for treatment of chronic hepatitis C: Efficacy and safety. World J Hepatol. 2014 May 27;6(5):326-339.

 

4. Campbell TC, Jacobson H. Whole. Rethinking the Science of Nutrition. Dallas: BenBella Books Inc; 2013.

Productos Alimenticios Integrales con los más altos estándares de Calidad.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+57 (313) 716-5890
+57 (313) 716-5881